Descripción

viernes, junio 24, 2016

A veces hay que arriesgarse, jugar a ser mortal, venderse al primer puñal e inconscientemente, por interés, o por vicio, caernos en torno a esas decisiones tan simples que parecen grandes mundos. Se perdía, es cierto, pero no era culpa suya, él nació así y le justa abstraerse, pensar, disfrutar del crujir del silencio y no de conversaciones monótonas.

Sufrió como todos en el amor, lo justo para darse cuenta que hay caminos que no hay que seguir si no son del todo rectos, que las curvas, bueno, bien, las sabía sobrellevar pero a veces descarrilaba, y cuando lo hacía, arrasaba con todo. Por eso ahora se piensa las cosas, sabe que confiar no es suficiente, que creer ya no es suficiente y que ahora necesita algo más. Deseaba que le besaran a diario, alguna palabra, algún momento especial pero no esa monotonía aburrida que le agotaba.

Cada año se da cuenta que cambia, que lo que detestaba ahora lo entiende, que lo que odiaba ahora le gusta y le importa. No mira a los lados, ni atrás se siente a gusto siendo él, por él y para él.

0 Comentarios

CopyRight Miguel M. Williams 2012 - 2015. Con la tecnología de Blogger.

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Seguidores

Visitas